lunes, 14 de septiembre de 2009

Gato de lentejuelas

El otro día fui a comprar a un centro comercial.
Con la cuenta de "La vuelta al cole" lo tienen todo lleno de hojas, libros, estuches, bolis, arcilla y todo tipo de objetos para realizar manualidades, algo que me vuelve loca desde siempre.
No pude, por más, que comprarme algo que me llamó la atención: un gato de poliespan con alfileres y lentejuelas.

¡Que alucine! Nunca había hecho nada de ese tipo, y mira he hecho casi todo tipo de manualidades, desde llaveros de madera, pulseras, anillos, abalorios, joyeros de arcilla, madera, pinzas de la ropa, garbanzos, pasta,... punto de cruz, ganchillo, pintura al oleo, hacer jabón con aceite,... la lista es casi interminable.

Pero he de confesar una cosa: igual que me encanta todo tipo de manualidades y me apasiona hacer cosas con las manos, tengo un defectillo: la falta de constancia.
Eso es algo que me persigue desde hace años, cojo las cosas con muchas ganas, pero igual que vienen, se van.
Espero que esta no tarde la media de 2 años que suelo tardar en acabar algo, entre tanda y tanda.
Por ahora llevo hecho esto, os iré informando sobre mis progresos e iré enganchando las fotos conforme vaya evolucionando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Os agradezco sinceramente los comentarios y sugerencias que me haceis.
Tomo buena nota de ellos, no penseis que quedan en saco roto, porque los tomo todos MUY en cuenta.
Solo espero cumplir, en la medida de lo posible, vuestras espectativas. Gracias.